ES EN

Copyright © 2017 Fundación Pons - Todos los derechos reservados

Aviso Legal Política de privacidad Política de cookies

Actualidad

Diseñar un buen programa de Compliance en la PYME es una gran inversión a medio y largo plazo tanto en reputación como en términos de negocio

La Fundación PONS y Madrid Foro Empresarial han reunido en la madrileña sede de Serrano 138 a varios de los principales expertos jurídicos del ámbito de buen gobierno corporativo y compliance para analizar las oportunidades que este modelo de gobernanza tiene para las pequeñas y medianas empresas de nuestro país.

Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial, dio la bienvenida a los más de 70 representantes de empresas y despachos que asistieron a la jornada señalando la importancia de aplicar modelos de prevención de delitos en el ámbito empresarial, al tiempo que demandó “un modelo simplificado de Compliance que, además de poder adaptarse al perfil único de este tipo de empresa, tenga en cuenta los recursos limitados con los que habitualmente se suele contar para el desarrollo de estos modelos de gestión”.

A continuación, el Magistrado de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, hizo un repaso a la casuística y jurisprudencia existente en la materia de delitos cuya responsabilidad recae en las personas jurídicas tras la modificación del Código Penal de 2015. El juez recordó la importancia de “mapear riesgos” para minorar el riesgo de responsabilidad jurídica de las PYMEs y de realizar un trabajo de preparación de políticas de Compliance “adaptado tanto a la empresa como al sector en el que opera. La calidad cuesta dinero y diseñar un buen plan de prevención de delitos pero es una buena inversión a medio-largo plazo en reputación y negocio para las empresas”, señaló Velasco.

 

En el plano jurídico, el juez también hizo un repaso a los últimos casos relativos a la comisión de delitos en el ámbito de la empresa y cómo, en su opinión, un “buen Compliance multiplica las posibilidades de conseguir una atenuante o eximente ante la comisión de un delito penal si puede probar que ha implementado eficazmente una política de prevención de delitos”. En este sentido, concluyó el magistrado, es fundamental contar con el compromiso explícito del Consejo en el sometimiento al programa de Compliance, en implementar una política que defina adecuadamente los riesgos particulares del sector y en dedicar recursos al diseño del programa preventivo evitando uno de los “pecados capitales de las empresas españolas, como es el copy-paste de otros programas en Internet, así como la permanente formación interna para los trabajadores y directivos además de realizar periódicamente auditorías de cumplimiento”. Por último, recomendó Eloy Velasco, la compañía “debe ser proactiva en la comunicación y archivo de todas las acciones puestas en marcha para dar a conocer el compliance en la empresa, ya que un juez siempre va a tener en consideración estos atenuantes o eximentes en caso de necesitar presentar pruebas fehacientes ante una comisión de un delito”.

Tras la ponencia, Xavier Gil Pecharromán, director de la revista de Buen Gobierno, Cumplimiento y RSC, director de Iuris & Lex y responsable de jurídico del diario “El Economista”, moderó un debate en torno a la aplicación práctica del compliance que reunió a expertos como Juan A. Suanzes Miranda, CEO de Crheo y vicepresidente de ADiReLab Asociación de Directivos de Relaciones Laborales. , Pilar López-Aranguren, Senior Compliance Officer de Goldman Sachs, Francisco Vale, director general de Samsic Iberia y Jaime Juárez. Abogado de PONS Compliance. Para el CEO Samsic, compañía de origen francés con más de 4.000 empleados en España, “implementar un buen plan de compliance en Samsic es invertir en tranquilidad para poder concentrarte al 100% en tu negocio”, mientras que el abogado de PONS Compliance, Jaime Juárez definió el compliance “no solo como un escudo, sino como una estrella. Es un escudo si vas a tener un problema penal, pero luego es una estrella en muchos ámbitos, como el reputacional e incluso de negocio, ya que hoy por hoy para una PYME tener una política de buen gobierno corporativo puede marcar la diferencia tanto para contratar con la Administración como para con las grandes empresas, que ya valoran especialmente esta implementación en sus políticas de gestión con proveedores”, expresó Juárez.